• PATOLOGIAS Y TRATAMIENTOS

GLAUCOMA

Es una enfermedad que daña el ojo del nervio óptico. Por lo general ocurre cuando se acumula líquido en la parte frontal del ojo. Ese exceso de líquido aumenta la presión en el ojo, dañando el nervio óptico. Hay dos tipos principales de glaucoma: ángulo abierto (mas común) y ángulo cerrado. El glaucoma produce una perdida irreversible de la visión.

  1. Glaucoma de ángulo abierto: Es la forma más común de glaucoma, representa al menos el 90% de todos los casos de glaucoma: Es causada por la lenta obstrucción de los canales de drenaje, lo que resulta en un aumento de la presión ocular. Tiene un ángulo amplio y abierto entre el iris y la córnea. Se desarrolla lentamente y es una condición de por vida. Tiene síntomas y daños que no se notan. El glaucoma de ángulo abierto también se conoce como glaucoma primario o crónico. Es el tipo más común de glaucoma, que afecta a cerca de tres millones de estadounidenses.
  2. Glaucoma de cierre angular: Glaucoma de ángulo cerrado, una forma menos común de glaucoma: Es causado por canales de drenaje bloqueados, lo que resulta en un aumento repentino de la presión intraocular. Tiene un ángulo cerrado o estrecho entre el iris y la córnea. Se desarrolla muy rápidamente. Tiene síntomas y daños que suelen ser muy notables. Exige atención médica inmediata. También se le llama glaucoma agudo o glaucoma de ángulo estrecho. A diferencia del glaucoma de ángulo abierto, el glaucoma de ángulo cerrado es el resultado del ángulo entre el cierre del iris y la córnea.
  3. . Glaucoma De Tensión Normal (NTG): También se llama glaucoma de baja tensión o presión normal. En el glaucoma de tensión normal, el nervio óptico está dañado aunque la presión del ojo no es muy alta. Todavía no sabemos por qué los nervios ópticos de algunas personas están dañados aunque tengan niveles de presión casi normales.
  4. Glaucoma Pigmentario: El síndrome de dispersión de pigmentos ocurre cuando los gránulos de pigmento que normalmente se adhieren a la parte posterior del iris (la parte coloreada del ojo) se desprenden del líquido transparente producido en el ojo, llamado humor acuoso. A veces estos gránulos fluyen hacia los canales de drenaje del ojo, obstruyéndolos lentamente y elevando la presión ocular. Este aumento en la presión ocular puede dañar el nervio óptico, el nervio en la parte posterior del ojo que transporta imágenes visuales al cerebro. Si esto sucede, el síndrome de dispersión de pigmento se convierte en glaucoma pigmentario.
  • Glaucoma cirugia

  • Glaucoma

  • Glaucoma

  • Nervio Glaucomatoso

  • Rubeosis

  • Rubeosis Iridis

  • Separación de Vítreo

RETINA Y VÍTREO

  1. Retinopatía diabética: Es el daño causado en la retina por la diabetes. Se produce un daño en los vasos capilares, disminuyendo la irrigación sanguínea, conllevando la muerte del tejido y perdida de la visión. Su manejo necesita estricto control metabólico, aplicación de laser e inyecciones de medicamentos antiangiogénicos.
  2. Desprendimiento de retina: es la separación entre la retina y su base de nutrición. Se produce por el paso de liquido al espacio subretiniano a través de un desgarro o roto en la retina. Su manejo es eminentemente quirúrgico y sus resultados visuales dependen del área involucrado y el tiempo transcurrido del desprendimiento. Su manejo quirúrgico se realiza a través de inyección de gas, cerclajes esclerales, vitrectomía e inyección de aceite de silicón.
  3. Desgarro de la retina: es la ruptura de la retina mientras esta adherida de su lecho, causada por la separación brusca de la gelatina interna ojo o vítreo. Potencialmente permite el paso de liquido al espacio subretiniano, produciendo un desprendimiento de la retina. Debe ser tratado con fotocoagulación laser o criopexia para generar una cicatrización que involucre el desgarro.
  4. Degeneración macular senil (AMD): Esto ocurre cuando la parte central de la retina (mácula) está dañada. Causando perdida de la visión central. No se pueden ver los detalles finos. Existen dos tipos de esta condición: En la tipo seca se forman pequeños depósitos amarillos, llamados engrosamientos localizados. En la forma húmeda crecen nuevos vasos anormales y muy frágiles bajo la mácula. Estos vasos dejan escapar sangre y líquido.
  5. Retinopatía del prematuro: es una enfermedad vasoproliferativo, que se presenta de manera exclusiva en bebes prematuros. Su mayor incidencia ocurre entre las 28-32 semanas de gestación con peso al nacer menor a 1,500 gramos. Se caracteriza por un desprendimiento de retina que se inicia el primer mes del nacimiento. Se requiere de un diagnóstico y tratamiento precoz con laser o inyección de de medicamentos antiangiogénicos.
  6. Destellos y moscas volantes: los destellos pueden parecer como luces parpadeantes o relámpagos de luz en el campo de visión; se producen cuando el vítreo tiene fricción o se desprende de la retina. Las moscas volantes se ven como pequeños puntos, círculos, líneas o telarañas en le campo de visión. Las moscas volantes son un son conglomerado de células en el interior de la gelatina que rellena el ojo (vítreo).
  7. Membrana epiretiniana: La membrana epirretiniana macular supone el crecimiento de un tejido en la superficie de la retina en el área macular, que se puede contraer produciendo disminución de visión y deformación de las imágenes. Las líneas aparecen torcidas, y los números o las letras pueden saltar de línea. El tratamiento más adecuado es la vitrectomía.
  8. Agujero macular: es una pequeña ruptura en la mácula, la parte del ojo responsable por la visión central y detallada. El agujero macular se produce a causa de una tracción del vítreo. Se asocian con el proceso natural de envejecimiento y, ocurren entre personas mayores de 60 años. La vitrectomía es el tratamiento más efectivo.
  9. Edema macular: consiste en el acúmulo de líquido en la mácula, la parte más importante de la retina, responsable de la visión central y de detalle. Se debe al escape de fluido de los vasos sanguíneos retinianos, ya sea porque están dañados o son anómalos y sus paredes se vuelven más permeables o demasiado delgadas.
  10. Oclusiones venosas: Consisten en la obstrucción parcial o total de las venas de la retina. Generalmente se puede tratar con inyecciones intravítreas de fármacos antiangiogénicos o de medicación esteroidea y fotocoagulación con láser en la retina en los casos en los que sea necesario.
  11. Retinosis pigmentaria: Es una patología hereditaria que se caracteriza por la degeneración precoz y progresiva de las células retinianas, fundamentalmente, las fotorreceptoras: los bastones (visión nocturna) y los conos (percepción de colores y detalles), que convierten la luz en señales que se transmiten al cerebro.
  • Agujero Macular

  • Degeneración Macular

  • Desgarro de Retina

  • Desprendimiento de Retina

  • Membrana Epiretiniana

  • Membrana Epiretiniana

  • Retinoblastoma

  • Retinopatia del Prematuro

  • Retinopatía Diabetica

OFTALMOLOGÍA PEDIÁTRICA

  1. Estrabismo: es una alteración de la visión binocular que se produce cuando existe una pérdida del paralelismo de los ojos. El tratamiento puede consistir en la corrección de la alteración visual con parches y lentes correctivas, alineación mediante lentes correctivas o reparación quirúrgica. Cuando una persona padece estrabismo puede sufrir una disminución de la percepción de profundidad y de la visión en tres dimensiones.
  2. Ambliopía / "ojo perezoso": Es la pérdida de la capacidad para ver claramente a través de un ojo, debido a la presencia un defecto refractivo no corregido. Es la causa más común de problemas de visión en los niños. El ojo y el cerebro no están trabajando juntos en la forma correcta. Su tratamiento requiere suplir los espejuelos correctivos y el uso de parches oculares.
  3. Retinoblastoma: Un retinoblastoma es un tipo de cáncer ocular que afecta a la retina. Esto ocurre cuando las células nerviosas crecen de forma descontrolada. El retinoblastoma se puede presentar a cualquier edad, pero la mayoría de los casos afectan a niños menores de 2 años. Su tratamiento debe ser manejado por oncología, requiere quimio y radioterapia.
  4. Defectos refractivos: Defectos visuales que producen alteraciones importantes en la visión del niño. Los defectos refractivos en la infancia son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Es importante que los padres detecten cuanto antes estas anomalías visuales en sus hijos ya que será durante los primeros años de edad cuando se desarrolle la visión. Se debe realizar pruebas de lentes de manera regular.
  5. Cicloplejía: El músculo ciliar controla la forma del cristalino y con ello el enfoque del ojo a las distintas distancias y sobretodo de cerca (acomodación). La cicloplejía dificulta o inhibe temporalmente la función del músculo ciliar y resulta en relajación de la acomodación. Se utilizan para ver la graduación del individuo (refracción) y la corrección más precisa que se debe prescribir.
  • Ambliopia

  • Estrabismo

  • Pediatrica

  • Retinoblastoma

OCULOPLASTIA O CIRUGÍA PLÁSTICA OCULAR

  1. Ptosis palpebral: Es la caída del párpado superior con respecto a la posición normal ó con respecto a la del otro ojo. Surge, habitualmente, por una disfunción del músculo elevador, debido a causas degenerativas o congénitas. Esta situación puede producir oclusión parcial ó total del área pupilar, con el déficit visual que ello conlleva.
  2. Entropión : El margen palpebral se invierte o se gira contra el globo ocular. La piel del margen palpebral y las pestañas rozan contra la córnea y la conjuntiva causando irritación y enrojecimiento. Existen cuatro tipos principales de entropión: involutivo, espásmico, cicatricial y marginal. El tratamiento de las mal posiciones del párpado, incluido el entropión, es quirúrgico, dependiendo de la severidad.
  3. Ectropión: El margen palpebral se gira y se revierte respecto al globo ocular. El ectropión del párpado inferior es un problema muy frecuente. Existen tres tipos de ectropión del párpado inferior: cicatricial, paralítico o involutivo. La corrección de dicha patología es quirúrgica y depende del tipo de ectropión detectado.
  4. Lagoftalmos o parálisis facial: es la imposibilidad de cerrar completamente los párpados. Esto provoca una sequedad ocular importante al no poder distribuir las lágrima por toda la superficie ocular con un correcto parpadeo. Es una patología provocada por el mal funcionamiento de los músculos del párpado.
  5. Obstrucción de vías lagrimales / Dacriocistitis: Una obstrucción del conducto lagrimal ocurre cuando el sistema de drenaje de lágrimas es parcial o totalmente obstruido. Las lágrimas no pueden ser drenadas normalmente, causando ojos acuosos, irritados o crónicamente infectados. El tratamiento puedes ser quirúrgico, por medios de sondajes o utilización detuvo de jones.
  6. Orbitpopatía tiroidea: Es una enfermedad de origen inmunológico que afecta el funcionamiento de la glándula tiroides por un lado y a componentes orbitarios, en conjunto o aisladamente. Cursa con un aumento de volumen de los músculos extraoculares y grasa orbitaria provocando proptosis o exoftalmos (ojos saltones)
  7. Dacriocistorrinostomía: es un procedimiento quirúrgico cuyo objetivo es abrir una vía de comunicación alternativa entre el saco lagrimal y la fosa nasal para garantizar el correcto drenaje de la lágrima en el ojo cuando se ha producido una obstrucción de las vías lagrimales.
  8. Blefaroplastía: Es la cirugía estética palpebral más común. Se realiza para corregir las bolsas y el exceso de piel de los párpados, tanto inferiores como superiores. En el proceso de envejecimiento, la piel de alrededor de los ojos se vuelve redundante, los músculos se debilitan y la grasa se mueve desde la órbita hacia delante. La cirugía actúa sobre los párpados para liberar y eliminar el exceso de piel y tensar el músculo orbicular, así como para extraer la grasa sobrante.
  • Blefaroplastía

  • Ptosis Parpebral

  • Entropion

  • Ectropion

  • Dacriocistitis

  • Orbitopatia Tiroidea

CORNEA Y SUPERFICIE OCULAR

  1. Blefaritis: es la inflamación frecuente y permanente de los párpados. Suele comprometer la parte del párpado donde crecen las pestañas y afecta ambos párpados. A menudo, aparece cuando se obstruyen las pequeñas glándulas sebáceas que se encuentran cerca de la base de las pestañas. Esto provoca ojos rojos e irritados.
  2. Conjuntivitis alérgica: es una inflamación de la conjuntiva provocada por una reacción a algún alérgeno. Los síntomas varían entre las personas y según las zonas geográficas. Puede ser estacional o perenne. Puede provocar picor o escozor, inflamación, secreciones de tipo acuoso, ojos llorosos y enrojecimiento ocular.
  3. Conjuntivitis: Es la inflamación de la conjuntiva, una membrana transparente que recubre parte del globo ocular y la porción interna de los párpados. La conjuntivitis infecciosa representa, aproximadamente, un tercio de todas las conjuntivitis y puede ser debida a bacterias o virus. Se trata con colirios antibióticos y suele remitir en una semana aproximadamente.
  4. Distrofias corneales: constituyen un grupo de enfermedades lentamente progresivas, generalmente bilaterales, en gran medida hereditarias, de naturaleza no inflamatoria. Las distrofias corneales se deben a una acumulación de material extraño en una o más de las cinco capas de la córnea que provocan pérdida de la transparencia de la córnea. La edad de presentación varía desde la primera hasta la cuarta década de la vida. El tipo más frecuente es la Distrofia de Fuchs que afecta a la capa endotelial de la córnea
  5. Erosión corneal recurrentes: La córnea está compuesta de cinco capas. La capa más externa es llamada epitelio. Cuando el epitelio no está bien conectado al tejido de la córnea, incluyendo la llamada capa de Bowman o membrana basal, la condición de erosión corneal puede ocurrir. El tratamiento conservador en su fase aguda consiste en lubricación frecuente con pomadas de antibióticos y cicloplejía; seguido por el uso de lubricantes sin conservantes o solución salina hipertónica durante el día y en pomada al acostarse
  6. Ojo seco: El síndrome de ojo seco es una patología que aparece cuando el globo ocular adolece de la película lagrimal necesaria para humectar los ojos y eliminar las partículas que se hayan podido introducir. Las causas de este síndrome son múltiples y de ellas depende el tratamiento que se aplique. Ante las primeras manifestaciones de la enfermedad, el tratamiento consiste en la aplicación de lágrimas artificiales que sustituyen la lágrima natural.
  7. Pterigión y pinguécula: Ambos son alteraciones benignas de la conjuntiva. Un pterigión es un crecimiento carnoso de la conjuntiva que invade la córnea. Puede ser pequeño o crecer lo suficiente como para interferir con la visión. La pinguécula es un acúmulo benigno de proteínas y de grasa con aspecto de “parche amarillento” o un “bulto” en la conjuntiva, que se observa a simple vista como un grano de arroz, más frecuente en el lado cercano a la nariz. A diferencia del pterigión, la pinguécula no crece sobre la córnea.
  8. Queratitis bacteriana: Es una infección de la córnea, la cual causa dolor, disminución de la visión, sensibilidad a la luz, y lagrimeo o secreción del ojo. Es el resultado de una infección proveniente del uso de lentes de contacto, o de una lesión en el ojo, por lo general desarrollándose muy rápidamente, y si no es tratada, puede causar ceguera. Puede producirse por bacterias, virus, hongos y parásitos.
  9. Queratitis herpética: Es una inflamación de la córnea producida por la infección por el virus del grupo herpes, siendo el virus herpes simple (VHS) el más frecuente, pero pudiéndose también encontrar infecciones por el virus varicela zóster (VVZ). Presentan sensación de cuerpo extraño, sensibilidad aumentada a la luz con deslumbramientos (fotofobia), enrojecimiento y visión borrosa. Generalmente las infecciones leves suelen tratarse con pomadas oftálmicas asociando en ocasiones medicación oral antiviral.
  10. Queratocono : Es una condición poco común en la córnea, se produce por un adelgazamiento progresivo del espesor corneal en la zona central y paracentral de la misma , generando una modificación en la curvatura corneal alcanzado una forma cónica. Hay diferentes opciones en el tratamiento: lentes de contactos duros, anillos intraestromales, reticulación corneal, trasplante de cornea.
  11. Trasplante de cornea: La córnea es el lente externo transparente en la parte frontal del ojo. Un trasplante de córnea es la cirugía para reemplazar la córnea con el tejido de un donante y es uno de los trasplantes más comunes que se realizan. Un trasplante de córnea puede restaurar la vista, reducir el dolor y mejorar el aspecto de una córnea dañada o enferma. Hoy en día existen diferentes tipos de trasplantes: espesor total o parcial, queratoplastia endotelial: DSEK/ DMEK/DSAEK
  12. Ulcera corneal: Es una herida abierta en la córnea causando la pérdida de continuidad en la superficie epitelial de la córnea que se asocia a necrosis o destrucción del tejido subyacente. Suelen ser producto de una infección ocular, estas pueden provocar graves secuelas, como perforación y perdida de transparencia por cicatrización. Las causas son muy variadas y el tratamiento depende de las mismas.
  • Blefaritis

  • Conjuntivitis Alergica

  • Conjuntivitis Bacteriana

  • Distrofia Corneal

  • Erosion Corneal

  • Ojo Seco

  • Pinguecula

  • Pterigion

  • Queratitis Bacteriana

  • Queratitis Herpetica

  • Queratocono

  • Queratocono

  • Trasplante de Cornea

  • Ulcera Corneal

CIRUGÍA REFRACTIVA

  1. Catarata: es la opacidad parcial o total del cristalino causando que la luz se disperse dentro del ojo y no se pueda enfocar en la retina, creando imágenes difusas. Es la causa más común de ceguera reversible con cirugía. Tiene diversas causas, pero la edad es la principal. La catarata no se puede prevenir, pero se puede diagnosticar de forma precoz. El tratamiento es quirúrgico, consiste en el reemplazo del cristalino opaco por una lente intraocular artificial. La técnica más habitual es la facoemulsificación, bien sea a través del método convencional por ultrasonidos o con el nuevo láser de femtosegundo.
  2. Miopía: La miopía es un trastorno refractivo común de la visión en el que puedes ver con claridad los objetos que están cerca tuyo, pero ver borrosos los objetos alejados. Es debido a que la imagen se forma delante de la retina. La miopía puede manifestarse gradualmente o de forma rápida, y con frecuencia empeora durante la niñez y la adolescencia. La miopía suele heredarse. La miopía puede estar causada porque la córnea es demasiado curva o por un alargamiento excesivo del globo ocular. La miopía se puede corregir con gafas, lentes de contacto o cirugía refractiva.
  3. Hipermetropía: Es un error refractivo que se manifiesta con una visión borrosa e incómoda de cerca. En el paciente hipermétrope, la imagen se enfoca detrás de la retina y no directamente sobre ella. Puede ser causada por el hecho de que el globo ocular es demasiado pequeño o que el poder de enfoque del ojo es demasiado débil. Se trata con el uso de espejuelos , lentes de contacto o cirugía refractiva.
  4. Astigmatismo: Anomalía o defecto del ojo que consiste en una curvatura irregular de la córnea, lo que provoca que se vean algo deformadas las imágenes y poco claro el contorno de las cosas. El astigmatismo lo padece entre un 20-40% de la población y puede aparecer combinado con la miopía o hipermetropía. El astigmatismo se puede corregir mediante gafas, lentes de contacto tóricas, también existen soluciones quirúrgicas.
  5. Presbicia: Es una anomalía o defecto refractivo del ojo asociado a la edad, aparece generalmente entre los 40-45 años y ocasiona dificultad para ver de cerca; se debe a la rigidez del cristalino o reducción del poder de acomodación. Se maneja con el uso de lentillas, lentes bifocales, lentes de contacto o cirugías refractivas .
  6. Cirugía refractiva láser: Los procedimientos de cirugía refractiva basados en el láser (como PRK, LASIK, LASEK o EPILASIK) ofrecen la posibilidad de alterar el grosor y/o curvatura de la cornea permitiendo moldearla y con ello modificar su valor dióptrico. De este modo, permiten la corrección de defectos refractivos: miopía, hipermetropía y astigmatismo; enfocado directamente los rayos de luz sobre la superficie de la retina.
  7. Lentes intraoculares (LIO’s): Es Un lente artificial sintético que se coloca dentro del ojo para remplazar el poder de enfoque del cristalino natural que fue removido quirúrgicamente, en general como parte de una cirugía de catarata. La mayoría de los (LIO’s) están hechos de un material flexible y plegable, y su tamaño es menos de un tercio de una moneda de diez centavos. Las lentes intraoculares pueden diferenciarse según el número de focos de su zona óptica. Cada uno de ellos corresponde con una distancia de enfoque de nuestra visión: cerca, intermedia y lejos. Hoy en día existe (LIO’s) que cubren cualquier distancia o defecto refractivo.
  8. Cirugía facorefractiva: La cirugía refractiva con lentes intraoculares consiste en la implantación de lentes fáquicas o pseudofáquicas para corregir defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo). Está indicada para aquellas personas que desean prescindir de la corrección óptica. Las lentes fáquicas se implantan entre la córnea y el cristalino, sin extraerlo, por lo que suelen estar indicadas para pacientes jóvenes. Las lentes pseudofáquicas sí que sustituyen el cristalino, ya sea porque ha perdido la función de acomodar o porque se trata de un cristalino opaco (catarata).
  • Astigmatismo

  • Cirugia Faco Refractiva

  • Catarata Nuclear

  • Cirugia Refractiva Laser

  • Hipermetropia

  • Lente Intraocular

  • Miopia

  • Presbicia

NEUROFTALMOLOGÍA

  1. Pseudoatumor cerebri: El Pseudotumor cerebri es un trastorno relacionado con la alta presión en el cerebro que causa signos y síntomas de un tumor cerebral, de ahí el término "pseudo" o tumor falso. El Pseudotumor cerebri ocurre cuando el líquido que rodea la médula espinal y el cerebro, llamado líquido cefalorraquídeo, se acumula de forma anormal en el cerebro. Puede causar cefalea (75-99%),visión doble o pérdida de la visión, papiledema, sin signos de lateralización, excepto por parálisis del VI par. El tratamiento puede variar según lo que hace que el líquido se acumule dentro del cráneo.
  2. Defectos de campo visuales: Defectos de campo visuales: Hay cuatro tipos clásicos de defectos del campo visual. Los defectos del campo altitudinal en los cuales el defecto está presente por encima o por debajo de la línea media horizontal generalmente se asocian con anomalías oculares. Un escotoma central es característico de la enfermedad del nervio óptico de la enfermedad macular. Una hemianopsia bitemporal significa enfermedad de quiasma óptico y se asocia más frecuentemente con tumores hipofisarios. Con la hemianopsia homónima, la misma parte del campo está ausente en ambos ojos y se encuentra con lesiones detrás del quiasma.
  3. Adenoma de hipófisis: Los adenomas de hipófisis son tumores benignos de lento crecimiento que se originan en las células que forman la glándula hipófisis. Esta glándula regula la función de otras glándulas del cuerpo, por eso es tan importante. Son relativamente comunes y se manifiestan con una frecuencia aproximada de 1 de cada 1000 adultos. Tener ciertas afecciones genéticas aumenta el riesgo de presentar un tumor de hipófisis. Entre los signos de un tumor de hipófisis se incluyen problemas de visión y ciertos cambios físicos. Para detectar (encontrar) y diagnosticar un tumor de hipófisis, se utilizan estudios con imágenes y pruebas que examinan la sangre y la orina.
  4. Neuritis óptica: La neuritis óptica es la inflamación del nervio óptico del ojo. El nervio óptico lleva señales de luz desde la parte posterior de su ojo a su cerebro para que pueda ver. Si el nervio óptico está inflamado, dañado o infectado, no puede ver con claridad. Los médicos no saben con certeza qué causa la neuritis óptica. Esta condición puede ser causada por el sistema inmunitario del cuerpo que ataca el tejido del nervio óptico por error. Parece más probable que ocurra en personas que han tenido problemas virales como paperas, sarampión, gripe o esclerosis múltiple, entre otros.
  5. Neuropatía óptica isquémica: es una pérdida repentina de la visión central, la visión lateral o ambas debido a una disminución o interrupción del flujo sanguíneo hacia el nervio óptico. Existen dos tipos de neuropatía óptica isquémica, dependiendo de la parte del nervio óptico que esté afectada: anterior y posterior. Por el momento, no existe un tratamiento efectivo contra la neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (NOIA-NA). Ocasionalmente, pueden administrarse corticosteroides para ayudar a reducir la inflamación asociada con la enfermedad, pero la eficacia de esta opción de tratamiento aún no es concluyente.
  6. Estrabismos paralíticos: es una patología ocular en la que se ven afectados uno o más de los nervios craneales (CN) que inervan los músculos extraoculares. Sus síntomas corresponden a los de una paresia o parálisis ocular, y son limitación del movimiento ocular en el sentido del músculo afectado, diplopía con falsa orientación, mareos y vértigos. Normalmente el tratamiento es quirúrgico y está encaminado a evitar la visión doble y mejorar estéticamente. Podemos diagnosticar un estrabismo valorando donde se proyectan los reflejos corneales en los dos ojos, y si en un ojo el reflejo está centrado o desviado respecto del otro.
  7. Miastenia gravis: es una enfermedad neuromuscular autoinmune, ocurre cuando la comunicación normal entre el nervio y el músculo se interrumpe en la unión neuromuscular. La característica principal de la miastenia gravis es una debilidad muscular que aumenta durante los períodos de actividad y disminuye después de períodos de descanso. Ciertos músculos, tales como los que controlan el movimiento de los ojos y los párpados, la expresión facial, el masticar, el habla y el deglutir (tragar) a menudo se ven afectados por este trastorno. Los músculos que controlan la respiración y los movimientos del cuello y de las extremidades también pueden verse afectados.
  • Adenoma de Hipofisis

  • Defecto Visual

  • Miastenia Gravis

  • Neuropatia Optica Isquemica

  • Orbitopatia Tiroidea

  • Papiledema

  • Papiledema